¿Que es el Aceite de rosa mosqueta?

El aceite de rosa mosqueta se obtiene de la planta (Rosa Affinis Rubiginosa) Pertenece a la familia Rosaceae, que comprende tres especies: Rosa moschata, Rosa canina y Rosa rubiginosa.

Son arbustos de ramas delgadas, flexibles y muy espinosas que puede llegar a alcanzar más de dos metros de altura y estar en agrupaciones de hasta tres metros de diámetro. Es una planta silvestre de origen oriental que crece en clima lluvioso. Aunque ha sido conocida en Europa desde hace muchos siglos, en la actualidad se encuentra extendida por diversas regiones, en especial aquellas con clima templado. Se suele encontrar en estado silvestre al sur de la Cordillera de los Andes.

rosa mosqueta

Sus tallos y ramas están cubiertos de espinas y sus hojas son elípticas, de color verde intenso y tienen el borde dentado. Sus flores, de color blanco y en algunas ocasiones de tonos rosados o con pigmentación amarilla, tienen entre tres y seis centímetros de diámetro.

Cuando sus pétalos caen, la planta da origen a frutos secos denominados aquenios, que tienen forma ovalada, entre 1,5 y 2,5 centímetros de diámetro, son carnosos y son de color rojizo. Están recubiertos por una cascarilla que tiene entre uno y tres milímetros de espesor. Ésta posee una gran cantidad de vitamina C en su estado fresco y crudo.

Los frutos son ricos en ácido ascórbico y, aunque en menor medida, en vitamina A, riboflavina, azúcares, etc. Estos contienen un gran número de semillas que constituyen el 70 % de su peso y es de ellas de las que se extrae un aceite de color amarillo rojizo, el “aceite de rosa mosqueta”.

Es famosa por su alto contenido de Vitamina A, E, C y B1 y B2, con excepcionales propiedades regenerativas y cicatrizantes.

aceite de rosa mosqueta

Propiedades del Aceite de rosa mosqueta

La rosa mosqueta es conocida mundialmente por estar libre de cafeína y por su alto contenido de Vitamina C, que equivale a 20 veces la que tienen los cítricos y a 8 veces la que tiene el kiwi.

El aceite de rosa mosqueta tiene un alto contenido de Vitamina C y de ácidos grasos de la serie Omega 6. Es usado por la industria agroalimentaria en la producción de dulces, mermeladas, infusiones y jaleas. Dadas las grandes propiedades que posee este aceite, lo utiliza la industria dermo-estética para la elaboración de sus productos.

Su contenido en ácidos grasos esenciales insaturados es muy elevado, predominando el ácido linoleico, ácido linolénico, ácido oleico, ácido palmítico, ácido esteárico,… Estos ácidos grasos esenciales son nutrientes muy importantes en muchos procesos fisiológicos y bioquímicos del cuerpo humano, ya que están relacionados con la síntesis de colágeno y resultan muy importantes en los procesos relacionados con la regeneración de los tejidos y el crecimiento celular.

Es beneficioso también para el tratamiento de arrugas, disminuye el tamaño y mejora las cicatrices (incluso las quirúrgicas tras la eliminación de los puntos de sutura), reduce estrías, reduce las manchas en la piel por exposición al sol, etc.

Este aceite carece de olor, retarda los signos de envejecimiento prematuro y favorece la regeneración de la piel. Se absorbe rápidamente dado que es muy ligero y su pH hace que se adecue a la piel. Su uso no tiene efectos secundarios aunque, dado su alto contenido en lípidos, no se recomienda su uso en caso de acné seborreico y pieles grasas, ya que el componente graso va a contribuir con la sintomatología y a empeorar el problema de la piel.

De todos los componentes que contiene el aceite, el más interesante desde el punto de vista de su uso dermatológico, es el ácido trans-retinoico o vitamina A, que incrementa la regeneración de la piel con el crecimiento de células nuevas.

aceite esencial de rosa mosqueta

Beneficios del aceite de rosa mosqueta

El aceite de rosa mosqueta es uno de los más importantes regeneradores naturales de la piel, sin que cause efecto secundario alguno. Entre sus múltiples beneficios figuran los siguientes:

  • Aclara y reduce las manchas oscuras de la piel como consecuencia de la excesiva exposición al sol. También se utiliza para la prevención de quemaduras solares.
  • Mejora las cicatrices producidas por el acné.
  • Atenúa las líneas de expresión.
  • Reduce las arrugas y retarda su formación.
  • Refuerza las ceramidas del interior de la epidermis, reduciéndose la pérdida de agua.
  • Tiene efecto antibolsas y antiojeras.
  • Acción antioxidante y antirradicales libres.
  • Favorece el tratamiento de cicatrices quirúrgicas.
  • Tratamiento en caso de cicatrices producidas por quemaduras.
  • Tratamiento de piel seca y eczemas.
  • Ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro, suavizando y tonificando la piel.
  • Ayuda a mejorar la dermatitis atópica.
  • Su aplicación en codos, talones y rodillas evita la tendencia a la sequedad de los mismos.
  • Disminuye y previene la formación de estrías (recomendado su uso durante el último trimestre del embarazo, tanto en pecho como en abdomen).
  • Tratamiento en caso de cicatrices quirúrgicas.
  • Utilizado en casos de psoriasis.
  • Tratamiento para el cabello seco y quebradizo, otorgándole resistencia e hidratación.

Te de rosa mosqueta

Tomado en forma de infusiones, los beneficios son los que a continuación se detallan:

  • Favorece la resistencia del organismo a las enfermedades.
  • Reconstituye los tejidos.
  • Ayuda en estados depresivos.
  • Combate los efectos de los resfriados y síntomas de la gripe, ya que es una de las mejores fuentes de Vitamina C en estado natural.
  • Es aconsejable para los fumadores, dado que estos tienden a perder esta vitamina de forma mucho más rápida.
  • Es diurético y laxante.
  • Es un reconstituyente general, que combate la debilidad, el cansancio y la fatiga.
  • Alivia los dolores premenstruales.

crema natural rosa mosqueta

Modo de empleo del aceite de rosa mosqueta

El aceite de rosa mosqueta se puede utilizar tanto en cuerpo, manos como cutis. Puede utilizarse después del baño o ducha, en la misma agua del baño, después del depilado, después de la mascarilla, como base de maquillaje,…

Para utilizar a diario, aplicar sobre la piel seca o ligeramente húmeda del cuerpo y/o cara dando masajes circulares hasta conseguir su total absorción. Como tratamiento específico, se debe aplicar un mínimo de dos veces al día, sobre la piel de la zona a tratar.

Observaremos los resultados positivos de estos productos a partir de la cuarta o quinta semana de su utilización, siempre y cuando se aplique de forma continua.

Cualquier crema que utilicemos puede ser enriquecida con unas gotas de este aceite, recomendándose añadir 10 gotas por cada 30 gramos de crema.

Puede aplicarse también en el cabello. Con un algodón se aplicará generosamente el aceite en las raíces y después por todo el cuero cabelludo, dando pequeños “toques” para que penetre mejor el producto. Posteriormente dar un ligero masaje con los dedos y envolver con un plástico o toalla, dejando actuar entre media hora y tres horas. Lavar el pelo después de forma habitual.

Obtención del aceite

Las etapas para su obtención son las siguientes:

Cosecha: Se realiza durante los meses de Febrero, Marzo y Abril. El fruto de la rosa mosqueta tiene que ser recolectado para que no se dañe la cáscara.

Pre secado del fruto: Debe realizarse en lugares en los que el secado se produzca con el máximo sol posible.

Secado: El fruto es colocado en bandejas y el proceso de deshidratación termina en el horno de secado a una temperatura que no altere las características del mismo.

Selección: El fruto una vez deshidratado se muele y se va seleccionando cuidadosamente. En esta etapa es cuando el fruto es separado de sus semillas.

Extracción: La semilla es sometida a un delicado proceso de extracción por prensado mecánico en frío, donde se obtiene el aceite de rosa mosqueta.

El aceite obtenido, no refinado, conserva todos los nutrientes que contiene de forma natural. Pueden contener algunas sustancias tóxicas, que suelen eliminarse refinándolo. El propósito de este proceso de refinación es eliminar estas sustancias que puede contener de forma natural o por agentes contaminantes.

crema-rosa-mosqueta

Comercialización del aceite de Rosa Mosqueta

En cosmética se presenta como aceite puro o como cremas de manos, cuerpo y rostro, protector labial, jabones y champú, …

Podemos encontrar también té de rosa mosqueta, que tomado en infusiones, favorece la resistencia del organismo a enfermedades, como la prevención de resfriados. Además es laxante y diurético. El té es ligeramente astringente y ácido, de color rojizo que contiene carotenoides, flavonoides y un aceite esencial que le da su fragancia.

Los frutos de la rosa mosqueta son muy utilizados en la preparación de mermeladas, bebidas de baja graduación alcohólica, sopas, cremas, gelatinas,… que contienen muchas vitaminas necesarias por el organismo. Para su mejor conservación, hay que guardarlas en lugares secos, aireados y que no estén expuestos a los rayos del sol.